Bebida de calabaza

Bebida de calabaza

Disfruta en casa de todo el dulce sabor caliente de tu café con leche favorito con calabaza especiada sin el jaleo de tener que tostar la calabaza fresca.
  • Listo en 15 minutos
  • Raciones 4
  • Ingredientes 9

Ingredientes

  • 1 litro de leche entera
  • 115g de puré de calabaza cocida (vea las recomendaciones)
  • 80g de azúcar moreno
  • 1 cucharadilla de canela molida, y un poco más para espolvorear
  • 1/2 cucharadilla de jengibre molido
  • 1/4 cucharadilla de nuez moscada molida
  • 1/4 cucharadilla de pimienta molida
  • 1 cucharadilla de extracto de vainilla
  • Un chorro de nata, nata láctea pulverizada o nata doble montada para servir

Instrucciones

  1. Batir la leche, la calabaza, el azúcar, la canela, el jengibre, la nuez moscada, la pimienta y la vainilla en una cazuela grande. Llevar a ebullición a fuego medio-alto sin dejar que hierva la mezcla. Cocer a fuego lento durante 5 minutos, removiendo de vez en cuando.
  2. Verter en 4 vasos termorresistentes. Decorar con un chorro de nata y espolvorear con el resto de canela molida. Servir inmediatamente.

Consejo receta

Añadir una rama de canela a cada uno para darle un toque y sabor extra.

Añadir un chorro de expreso o de whisky para convertir este manjar para niños en algo más adulto.

Si prefieres una bebida aún más sencilla, suprime la calabaza. Incluso sin la calabaza, las especias del «pastel de calabaza» proporcionarán a esta bebida un toque rico y dulce que gustará a los niños.

Puedes comprar latas de 425g de puré de calabaza cocido en varios distribuidores online o en tiendas especializadas o tiendas de alimentación independientes.

Para hacer puré de calabaza en casa, pon 350g de pulpa de calabaza en dados en una bandeja para horno cubierta con papel para hornear. Ponerla a hornear en el horno precalentado a 200ºC (180 ºC en los hornos con ventilación asistida) nivel de gas 6, durante 20-25 minutos o hasta que esté muy tierna. Dejar enfriar por completo y, a continuación, batirla en un robot de cocina hasta que forme una pasta uniforme. El puré de calabaza restante se puede congelar en porciones pequeñas hasta 2 meses.